El Barcelona no se fía de Grifols

0
1373
  • La directiva azulgrana debate si considerar la propuesta de la farmacéutica Grifols para hacerse con el naming rights del Camp Nou ante las suspicacias sobre sus verdaderas intenciones.

En el tema de las obras de remodelación del Camp Nou y la necesaria venta de los derechos de naming rights del estadio azulgrana como medio de financiación para las mismas, el tiempo se está convirtiendo en un verdadero handicap para la actual directiva azulgrana y más concretamente para su presidente, Josep María Bartomeu.

Dos años de margen

A dos años vista de la finalización del actual mandato del presidente azulgrana, Josep María Bartomeu está viendo como uno de sus grandes proyectos, las obras de remodelación del Camp Nou, pueden no materializarse bajo su legislatura ante la falta de financiación que existe y que den viabilidad a dicho proyecto.

Y es precisamente esa financiación la que está ahora mismo en debate en el seno de la directiva azulgrana toda vez que la mayor parte de la misma procederán de la venta de los derechos de naming rights del estadio azulgrana.

No se fían de Grifols

En este sentido, la actual directiva está analizando la propuesta que ha llegado a la entidad procedente de la farmacéutica Grifols, que ha puesto encima de la mesa azulgrana una atractiva oferta para quedarse en propiedad los derechos de naming rights del estadio, dando con ello solución definitiva al problema de financiación de las obras de remodelación del Camp Nou.

¿Cuál es el problema entonces para que exista ese debate en la directiva? El problema radica en que en la directiva azulgrana no se acaban de fiar no ya de la propuesta sino de las verdaderas intenciones de la farmacéutica. Así, más de una voz dentro de la misma ha dado la voz de alarma ante la posibilidad de que las verdaderas intenciones de la farmacéutica, como citan algunos medios de la Ciudad Condal, sean realmente actuar como un intermediario y poner, una vez estén en sus manos, a la venta nuevamente esos derechos de naming rights a cambio de una importante comisión.

Las obras del estadio azulgrana están tasadas en unos 600 millones de euros, de los cuales, aproximadamente la mitad procederían de esa venta de naming rights del Camp Nou; otros 200 millones procederían de un crédito sindicado que se firmaría con Goldman Sachs y el resto de la venta de nuevos espacios comerciales que aparecerían dentro del nuevo estadio.